política editorial sobre la revista consejo editorial guía de publicación números anteriores libro de visitas consulta ayuda


.Universidad del Valle de México :: Rectoría Institucional. Episteme No. 7. Año 2, Enero-Marzo 2006
Dirección Institucional de Investigación e Innovación Tecnológica


..  

La definición de producto en el ámbito
educativo para la implementación de un
Sistema de Gestión de la Calidad
ISO 9001:2000

 

José Antonio Cano López
Marco Antonio Zamora Antuñano
UVM-Querétaro

 

Resumen

El objetivo de este trabajo es realizar una primera explicación de la definición de producto para el ámbito educativo e identificar requerimientos, utilizando un enfoque donde el cliente será la sociedad, que está recibiendo un nuevo profesionista, y el producto el alumno. El resultado de este trabajo describe la complejidad de las diferentes variables, concluyendo con una gráfica entre tiempo y tipo de aprendizaje: teórico o práctico.

. . . . . . . . . . . . . . .

Introducción :: Modelos tradicionales de la calidad :: Enfoque del sistema de gestión de calidad

Principios de la gestión de la calidad :: Modelo matemático :: Conclusiones

Referencias bibliográficas :: Acerca de los autores

. . . . . . . . . . . . . . .

Introducción

La relación que existe entre la educación superior y la calidad implica reconocer que en lugar de un problema teórico, uno se enfrenta con el paradigma de distinguir que la calidad es parte de un ineludible compromiso profesional académico, de poner a disposición de los tomadores de decisiones un marco de acción para lograr la excelencia del proceso educativo. El trabajo tiene como objetivo explicar con claridad la serie de opciones ideológicas y pedagógicas que enfrenta un tomador de decisiones cuando intenta mejorar la calidad de la educación, para enfrentar los retos de un mundo globalizador.

El término de calidad se ha utilizado inconscientemente para justificar cualquier decisión, tal como: reformas e innovaciones universitarias, proyectos de investigación, etcétera.

Todas estas actividades y otras muchas que se protegen bajo el contexto de calidad, porque obviamente nadie puede objetar la calidad como un objetivo de un proyecto, de una institución o de un programa de acción. Todos desean una educación universitaria de calidad. La búsqueda de la excelencia, grado máximo de calidad, es un argumento intachable. Sin embargo, se torna un problema cuando intentamos precisar en qué consiste la calidad en la educación universitaria, puesto que el concepto en general se presenta ambiguo y equívoco.

El énfasis actual en la calidad, característico en el ámbito general de la educación, se manifiesta de forma inequívoca en el sector universitario donde se proyectan, además, las tendencias que apuntan al control de las empresas económicas.

En efecto, durante la última década, la preocupación por la evaluación de la calidad de la educación universitaria, constituye un rasgo esencial de la educación superior en los países más desarrollados. En Europa, la evaluación del profesorado universitario (calidad de la docencia y productividad científica) es una práctica generalizada, y la tendencia a converger con las corrientes europeas y americanas en su preocupación por la calidad de la educación universitaria se refleja nítidamente en América Latina, en la multiplicación de congresos y reuniones nacionales e internacionales sobre el tema. Se está en un mundo que cambia vigorosamente y los dinamismos tienen enormes impactos sobre la misión de las universidades públicas. La corriente de cambio, para enfrentar los retos del siglo XXI, ha chocado con el muro de la autonomía; las universidades no son instituciones que usualmente reaccionen con rapidez a cambios en su medio, sobre todo si reciben presiones externas (gobierno u organismos internacionales). Inducir al consenso entre los diferentes actores parece ser el mecanismo que genera el cambio, por la tanto, se hace necesaria una comprensión clara del ámbito de la calidad de la educación universitaria.

. . . . . . . . . . . . . . .

Modelos tradicionales de la calidad

Modelo tradicional: mejorar la calidad de la educación para satisfacer la demanda de mercado.

Modelo no tradicional: mejorar la calidad de la educación para crear nueva oferta de mercado (innovación, ciencia y tecnología).

La calidad se atribuye a la acción de los factores cualitativos, es decir, aquellos elementos que no pueden expresarse cuantitativamente, o presentan serias dificultades a la cuantificación. Estos elementos están relacionados fundamentalmente con los procesos que determinan la llamada eficacia interna del sistema o calidad de la educación. Recientemente, y en relación con este tema, la calidad como eficacia interna de los sistemas e instituciones de educación universitaria aparece como reacción a la insuficiencia de los indicadores cuantitativos de eficacia y productividad, y se vincula con las características, consideradas cualitativas, de los procesos y productos de la universidad. Sin embargo, actualmente la educación superior no sólo preocupa a los participantes en el proceso educativo (profesores, alumnos, investigadores y rectores universitarios) y a los gobiernos y sus agencias, sino también a los empresarios y a los empleadores que consideran a las instituciones universitarias como centros de capacitación de profesionales de alto nivel y de producción de conocimiento y tecnología esenciales para mantener el ritmo de desarrollo económico. Por esto, se ponen de manifiesto nuevas vinculaciones de la calidad universitaria con factores de costo-efectividad y costo-beneficio. Una educación de calidad es aquella que efectúa cambios en el participante y presumiblemente lo enriquece. Esta noción de valor agregado otorga un sentido acumulativo a este enriquecimiento, pues el valor agregado es una medida de calidad en tanto la experiencia educacional enriquezca el conocimiento, por lo tanto, una institución de alta calidad es aquella que en gran medida, enriquece a sus estudiantes (Astin: en Althusser, 1990) [1]. De modo que la determinación del valor agregado depende de la metodología y lo que se define como valor.

. . . . . . . . . . . . . . .

Enfoque del sistema de gestión de calidad basado en procesos

Cuando se mide el valor agregado, por ejemplo en términos de la formación o conocimientos a la entrada y salida del proceso, se obtiene un indicador cuantificable de “valor agregado“, modelo de un Sistema de Gestión de la Calidad ISO 9001:2000, que tiene precisamente un enfoque basado en procesos, figura 1.

Para poder emplear este modelo es necesario tener bien identificados a nuestros clientes y a la vez definir cuál es nuestro producto, si se utiliza el enfoque en el cual el producto es definido como “el diferencial de conocimiento adquirido en el proceso académico de la institución”,ya que si decimos que nuestro producto es el alumno, caemos en controversias por el lado de la educación ya que al alumno no se le puede tratar como un producto que se está transformando, sino más bien el conocimiento significativo para él. En este modelo se deben determinar los procesos clave que intervienen en el aprendizaje significativo del estudiante, que pueden ser el académico, el de control escolar, el de vinculación, procesos de administración, entre otros que toda institución de educación debe tener.

Figura 1. Sistema de Gestión de Calidad basado en ISO 9001:2000

Este modelo está basado en los ocho principios de gestión de la calidad tomados de la Norma ISO 9000:2000, los cuales nos llevan a ser una universidad que atrae a los estudiantes, a los mejores profesores, con los mejores recursos físicos y tecnológicos, que por su propia naturaleza, es de calidad, es excelente y producirá graduados de alta calidad.

. . . . . . . . . . . . . . .

Principios de la gestión de la calidad [2]

1. Enfoque al cliente
Las organizaciones dependen de sus clientes y por lo tanto deberían comprender sus necesidades actuales y futuras, satisfacer los requisitos y esforzarse en exceder las expectativas de los clientes.

2. Liderazgo
Los líderes establecen unidad de propósito y la orientación de la organización. Ellos deberían crear y mantener un ambiente interno de armonía y trabajo, en el cual el personal puede llegar a involucrarse totalmente en el logro de los objetivos de la organización.

3. Participación del personal
El personal, a todos los niveles, es la esencia de la organización y su total compromiso posibilita que sus habilidades sean aplicadas para el beneficio de la organización.

4. Enfoque basado en proceso
El resultado deseado se alcanza más eficientemente cuando las actividades y los recursos relacionados se gestionan como un proceso.

5. Enfoque de un sistema para la gestión de calidad
Identificar, entender y gestionar los procesos interrelacionados como un sistema, contribuye a la eficacia y eficiencia de una organización en el logro de sus objetivos.

6. Mejora continua
La mejora continua del desempeño global de la organización debería ser un objetivo permanente de ésta.

7. Enfoque basado en hechos para la toma de decisiones
Las decisiones eficaces se basan en el análisis de la información y los datos obtenidos.

8. Relación cliente-proveedor
Una organización y sus proveedores son interdependientes, y una relación mutuamente beneficiosa, aumenta la capacidad de ambos para crear valor.

. . . . . . . . . . . . . . .

Modelo matemático del producto en el ámbito educativo

Si decíamos que la definición de producto es: “el diferencial de conocimiento adquirido en el proceso académico de la institución”, para cualquier institución educativa entonces:

Si definimos al conocimiento con la letra x, y si derivamos con respecto al tiempo (t), ya que nuestra variable dependiente que es el conocimiento estará en función del tiempo, por lo que el resultado de esto será precisamente el producto, es decir:

x = conocimiento
t = tiempo
p = producto
n = número de semestres del programa en la institución

Por lo que:

Integrando de ambos lados:

Se llega al resultado:

Por lo que decimos que el conocimiento integrado a través de n semestres nos da como resultado el producto. Si partimos de la definición de que la derivada es un incremento [3], y si ese incremento lo relacionamos con el quehacer educativo tendremos que es el seguimiento que hace el docente en cada incremento es decir en cada semestre, también haciendo analogía con la formula de la velocidad, podemos plantear que la velocidad de aprendizaje dependerá del conocimiento adquirido, para este caso es la distancia recorrida en el tiempo de permanencia de la escuela por lo que:

x = conocimiento adquirido
V = rapidez de aprendizaje
t = tiempo de permanencia en la escuela

Se tiene:

Donde V = f (r, p, q …n)

r = Capacidad del Docente
p = Asesorias
q = Interés del Alumno
n = Numero de variables finitas

Como podemos observar en la figura 2, es la graficación de la curva integrada, en un principio el aprendizaje casi siempre es en el aula y a medida que avanzan los cuatrimestres el aprendizaje es más a través de la práctica y como podemos observar ese aprendizaje va en aumento.

Figura 2. Curva Integrada del tiempo y aprendizaje

. . . . . . . . . . . . . . .

Conclusiones

Al identificar bien a nuestros clientes y conocer sus necesidades, podemos transformas estas necesidades en requisitos para poder realizar un buen producto, pero en el ámbito educativo el producto que estamos conformando es el conocimiento, un conocimiento que podemos medir, evaluar y comparar para ver si en realidad se están cumpliendo las expectativas del cliente. Tomemos en cuenta que en este contexto el hablar de un producto es delicado por lo que este es un enfoque para manejar este término.

. . . . . . . . . . . . . . .

Referencias bibliográficas

[1] Althusser, L (1990). Ideología y aparatos ideológicos del estado. Ed. Quinto Sol.
[2] Normas (2000). ISO 9000:2000. Ed. IMNC.
[3] Larsson. E. Cálculo. Ed. McGraw-Hill.

. . . . . . . . . . . . . . .

Acerca de los autores

José Antonio Cano López
Doctorado en Educación en el Instituto Pedagógico de Estudios de Posgrado en Celaya, Gto. Maestría en Ciencias en Ingeniería Mecánica en el Instituto Tecnológico de Celaya, Ingeniero Mecánico por el Instituto Tecnológico de Querétaro. Profesor de asignatura en la UVM-Querétaro. Socio del despacho de asesoría y consultoría en Ingeniería de Calidad Beat Sigma S.A. de C.V.

Marco Antonio Zamora Antuñano
Doctorado en Educación en el Instituto Pedagógico de Estudios de Posgrado en Celaya, Gto. Maestría en Ciencias en Ingeniería Industrial en el Instituto Tecnológico de Querétaro, Ingeniero Industrial por el Instituto Tecnológico de Querétaro. Profesor de asignatura en la UVM-Querétaro. Socio del despacho de asesoría y consultoría en Ingeniería de Calidad Beat Sigma S.A. de C.V.

..........