política editorial sobre la revista consejo editorial guía de publicación números anteriores libro de visitas consulta ayuda


..Universidad del Valle de México :: Rectoría Institucional. Episteme No. 12. Año 3, octubre 2007- marzo 2008
Dirección Institucional de Investigación e Innovación Tecnológic
a


..  

Síndrome de Burnout: Estrés crónico laboral en trabajadores educativos


Roxana González-Sotomayor
UVM-Lago de Guadalupe

Colaboradores:
José Juan Ángel Martínez
Shareny Anaid Sánchez Gutiérrez
Cristian Osmani Hernández Trujillo

Trabajo presentado en el X Congreso Internacional Sobre Innovaciones en Docencia e Investigación en Ciencias Económico Administrativas. Auspiciado por la Asociación de Profesores de Contaduría y Administración de México, 26, 27 y 28 de septiembre de 2007.

 

Resumen
Esta investigación analiza el nivel de Síndrome de Burnout que presentan trabajadores educativos. Los sujetos fueron 61 empleados de una universidad privada. Se aplicó un cuestionario sociodemográfico, un cuestionario de factores estresantes, el MBI, que mide el Síndrome de Burnout y el IDARE para encontrar rasgos de ansiedad dentro de los trabajadores.

Asimismo, se observó una relación positiva moderada entre el agotamiento emocional y la despersonalización, con el factor social y el laboral. El agotamiento estuvo asociado positivamente de manera moderada y leve, con la ansiedad estado y la ansiedad rasgo, respectivamente. La despersonalización de manera leve con la ansiedad estado y por último la realización personal estuvo relacionada de manera negativa y leve con la ansiedad rasgo y estado. Todo esto nos da la pauta para seguir investigando y planteando alternativas de prevención e intervención.

. . . . . . . . . . . . . . .

Introducción :: Marco teórico :: Metodología


Resultados
:: Conclusiones :: Bibliografía :: Acerca de los autores

. . . . . . . . . . . . . . .

Introducción

La vida actual esta cargada de diferentes factores y problemáticas que provocan estrés en el individuo, provocando alteraciones e inclusive enfermedades en el ser humano, las cuales pueden llegar a tener una afectación grave en la salud física, psicológica y social, y por ende en el ámbito laboral.

Aproximadamente en los años setenta, comenzaron a presentarse un mayor número de estudios que analizaban el estrés y su relación con el trabajo, así como las repercusiones del mismo en la vida cotidiana. A mediados de la misma década, existió un análisis más profundo del estrés y su relación con el tipo de trabajo desarrollado por las personas, el mayor auge y estudio lo tenía el área laboral del sector salud, en donde se detectó un alto índice de estrés.

Asimismo surgió, casi a la par de estas investigaciones, el concepto y estudio de lo que llamamos Síndrome de Burnout (Síndrome del “Empleado quemado”). Este síndrome está relacionado directamente con el estrés, pero llevado a un extremo de la vida del trabajador, provocando diferentes alteraciones en todos los ámbitos del desarrollo del ser humano.

De igual forma , comenzaron a observar qué características tenían los trabajos que provocaban este grado de estrés y alteraciones, observándose que las áreas laborales más desgastantes a nivel físico y emocional son las áreas de servicio (por ejemplo el sector salud), debido a la alta demanda y diferentes características de los usuarios de éste. Una de las áreas laborales, analizada desde las últimas décadas fue el ámbito educativo, en donde cada vez se presentan mayores casos de ausentismo, indiferencia, enfermedades psicológicas (como depresiones, ansiedad, etc.), por tanto, es importante analizar qué factores influyen en la aparición, desarrollo y mantenimiento del Síndrome de Burnout.

. . . . . . . . . . . . . . .

Marco teórico

En 1974 Herbert Freudenberg ( Almendro y De Pablo, 2001 ) observó que aproximadamente a un año de comenzar las actividades laborales, la mayoría de los trabajadores sufrían una progresiva perdida de energía, hasta llegar al agotamiento así como desmotivación para el trabajo junto con varios síntomas de ansiedad y depresión, asimismo describió cómo estas personas se vuelven insensibles, poco comprensivas y en algunos casos se llegaba a denotar agresividad. A este patrón conductual homogéneo se le llamó Burnout.

De esta manera al estudiar dichos patrones paulatinos y homogéneos, se desarrollo el concepto de Síndrome de Burnout. Dicho concepto fue mayormente estudiado por Maslach y Jackson en 1986, describiéndolo como un síndrome de agotamiento profesional, despersonalización y baja realización personal, que puede ocurrir entre los individuos que trabajan con personas ( Capilla, 2000: 334).

La forma de manifestarse se presenta bajo unos síntomas específicos relacionados con diversas características. Diferentes investigaciones han planteado lo siguiente:

• La edad, aunque parece no influir en la aparición del síndrome; se considera la posible existencia de un periodo de sensibilización debido a que habría unos años en los que el profesional sería especialmente vulnerable a éste, siendo estos los primeros años de carrera profesional pues sería el periodo cuando se produce la transición de las expectativas idealistas hacia la practica cotidiana, viendo quizá que en este tiempo, tanto las recompensas personales, profesionales y económicas, no son ni las prometidas ni las esperadas.

• Según el sexo serían principalmente las mujeres el grupo más vulnerable, quizá por razones diferentes, como podrían ser la doble carga de trabajo asociada a la práctica profesional y la tarea familiar, así como la elección de determinadas especialidades profesionales que prolongarían el rol de mujer.

• El estado civil, aunque el síndrome se ha asociado más con las personas sin pareja estable, tampoco hay un acuerdo unánime; parece que las personas solteras tienen mayor cansancio emocional, menor realización personal y mayor despersonalización, en comparación con aquellas otras que, o bien están casadas o conviven con parejas estables. En este mismo orden, la existencia o no de hijos hace que estas personas puedan ser más resistentes al síndrome, debido a la tendencia generalmente encontrada en los padres a ser personas más maduras y estables, y porque la implicación con la familia y los hijos hace que tengan mayor capacidad para afrontar problemas personales y conflictos emocionales, y ser más realistas con la ayuda del apoyo familiar.

• La turnicidad laboral y el horario laboral pueden conllevar para algunos autores la presencia del síndrome, aunque tampoco existe unanimidad en este criterio.

• Sobre la antigüedad profesional tampoco existe un acuerdo. Algunos autores encuentran una relación positiva con el síndrome manifestada en dos periodos correspondientes a los dos primeros años de carrera profesional, y los mayores de 10 años de experiencia; como los momentos en los que se produce un menor nivel de asociación con el síndrome. Naisberg y Fenning encuentran una relación inversa porque los sujetos que más Burnout experimentan acabarían por abandonar su profesión, por tal razón los profesionales con más años en su trabajo presentaron menos Burnout y por ello permanecen en el empleo.

• El salario ha sido invocado como otro factor que afectaría al desarrollo de Burnout en estos profesionales.

Por otro lado, diferentes autores han estudiado el desarrollo del Síndrome de Burnout, donde destaca lo propuesto por Chernis, quien distingue tres etapas evolutivas:

• En la primera, tiene lugar una deficiencia en el balance entre las demandas y los recursos, es decir se trataría de una situación de estrés psicosocial.

• En la segunda, se produce un estado de tensión psicofísica.

• En la tercera, se suceden una serie de cambios conductuales, consecuencia de un afrontamiento de tipo defensivo y huidizo, que evita las tareas estresantes y procura el alejamiento personal, por tanto hay una tendencia a tratar a las relaciones laborales de una forma distanciada, rutinaria y mecánica, anteponiendo cínicamente la gratificación de las propias necesidades al servicio que presta.

En el inicio del síndrome se han evidenciado diferentes factores que afectan al individuo, pudiéndolos señalar como factores predisponentes y/o precipitantes, entre los cuales se encuentran:

1.- Exceso de trabajo.

2.- Sobreesfuerzo que lleva a estados de ansiedad y fatiga.

3.- Desmoralización y pérdida de ilusión.

4.- Pérdida de vocación, decepción de los valores hacia los superiores (Maslach y Jackson, 1982).

Es importante señalar -como se observa-, la existencia de diferentes factores emocionales que pueden fungir como precipitantes, desencadenantes o mantenedores del Síndrome, resaltando la ansiedad, pues ésta afecta no sólo de manera psicológica sino también fisiológica, existiendo dos tipos de ansiedad, estado y rasgo. La primera se refiere a una condición o estado emocional transitorio del organismo humano, que se caracteriza por sentimientos de tensión y de aprensión subjetivos conscientemente percibidos, y por un aumento en la actividad del sistema nervioso central. La segunda, ansiedad rasgo, se refiere a las diferencias individuales, relativamente estables, en la propensión a la ansiedad; es decir, a las diferencias entre las personas en la tendencia a responder a situaciones percibidas como amenazantes con elevaciones en intensidad de la ansiedad estado ( Spielberger y Díaz-Guerrero, 1975). Siendo importante poder aclarar si la ansiedad rasgo o la ansiedad estado o ambas, es la que puede potenciar la aparición del Síndrome de Burnout.

Por otra parte, se ha visto que el desarrollo del síndrome presenta también ciertas características, por ejemplo, el ser insidioso, es decir, se impregna poco a poco, uno no está libre un día y al siguiente se levanta quemado, va oscilando con intensidad variable dentro de una misma persona (se sale y se entra); también, con frecuencia es difícil establecer hasta qué punto se padece el síndrome, o si simplemente se sufre el desgaste propio de la profesión, y dónde está la frontera entre una cosa y la otra. Además se llega a vivir como un fracaso profesional y personal, negando el síndrome, siendo los compañeros de trabajo los que primero lo notan.

Por otro lado, retomando lo señalado en la introducción, existe un grupo de personas que sintomáticamente y potencialmente puede padecer esta enfermedad; estos son los profesionales que mantienen un contacto y servicio frecuente con otras personas como: el personal de salud, de la enseñanza y asistentes sociales, entre otos; es decir, como lo señala Maslach, los profesionales de ayuda.

Específicamente en el área educativa, el efecto que el contacto directo con los alumnos produce en el ámbito cognitivo, somático y emocional en los trabajadores, se ha comenzado a estudiar en las últimas décadas. Existen estudios sobre la prevalencia del Síndrome de Burnout en docentes, en los cuales se ha detectado un sentido de monotonía otorgada por la rutina diaria, asociándose el síndrome con la frustración, ansiedad, depresión, entre otras alteraciones, desembocando todo esto, en un mal servicio al alumnado.

Al respecto, Guerrero (Guerrero, 2003: 325) analizó la relación existente entre las formas de afrontamiento del estrés en el profesorado y el Síndrome de Burnout en una muestra de 254 docentes en una universidad española, donde aplicó un cuestionario sociodemográfico, laboral y motivacional, el Invetario de Maslach (IMB) y una escala de evaluación técnica de afrontamiento. Observó la presencia de diferencias altamente significativas entre grados diferentes en despersonalización y agotamiento emocional, es decir, los docentes universitarios que sufren mayor grado de agotamiento presentan sentimientos de despersonalización más frecuentemente y de modo más significativo; también señaló que el agotamiento emocional y la despersonalización son inversamente proporcionales al grado en el logro personal. Guerrero propuso el desarrollo de intervenciones para entrenar estrategias de manejo y afrontamiento de Burnout enfocadas tanto a las organizaciones educativas como al individuo.

Aunado a lo anterior, la misma autora realizó una revisión de las estrategias que han demostrado tener mayor eficacia en la prevención y tratamiento del Síndrome de Burnout, para poder equipar a las instituciones con estrategias de afrontamiento, que les permitan dar herramientas a sus trabajadores para una mejora en su salud, calidad de vida laboral y comodidad personal.

Como se ha señalado, existen ya diversas investigaciones -principalmente en España-, que analizan el Síndrome de Burnout en el docente, sin embargo son mínimas las investigaciones realizadas en el personal administrativo y académico que trabaja de manera permanente en las instituciones educativas, y menos aún en nuestro país; siendo importante analizar tal fenómeno en estos trabajadores, pues ellos no sólo tratan con estudiantes, sino también con docentes y padres de familia, teniendo posiblemente más factores de riesgo para el desarrollo del Síndrome de Burnout.

Por lo anteriormente mencionado, es de suma importancia identificar si existe el Síndrome de Burnout, en trabajadores de instituciones educativas, y en dado caso que éste exista identificar sus causas para proponer tanto acciones preventivas como de solución.

Debido a esto, se consideró importante realizar una investigación acerca del Síndrome de Burnout en trabajadores de una institución universitaria, planteándonos las siguientes preguntas:

¿Qué índice del Síndrome de Burnout existe en los trabajadores de una
institución educativa de nivel superior?

¿Cuáles son las causas que se asocian con éste?
Asimismo, como se ha visto en la literatura, la ansiedad es un factor que puede ser desencadenante, precipitante o mantenedor, sin embargo ¿cuál de los dos tipos de ansiedad (estado y rasgo) se asocia más al Síndrome de Burnout en estos trabajadores?

 

. . . . . . . . . . . . . . .

Metodología

Objetivo general 

Analizar el nivel de agotamiento físico e intelectual, despersonalización y baja realización personal (Síndrome de Burnout), que se presentan en trabajadores de una institución educativa privada y su asociación con la ansiedad estado y la ansiedad rasgo.

Objetivo específico 

Establecer los niveles de asociación entre el Síndrome de Burnout y los factores laborales desencadenantes en el personal docente administrativo. 

Hipótesis 

Hi: Se presentarán índices significativos del Síndrome de Burnout en los trabajadores universitarios de una institución privada.

Ho: No se presentarán índices significativos del Síndrome de Burnout en los trabajadores universitarios de una institución privada.

Hia: Existe una asociación entre el índice del Síndrome de Burnout y la ansiedad (estado y/o rasgo).

Hoa: No existe una asociación entre el índice del Síndrome de Burnout y la ansiedad (estado y/o rasgo).

Método 

La presente es una investigación de corte cuantitativo, transversal y descriptivo-correlacional. Se trabajó con una población constituida por los empleados de una institución educativa de nivel superior. 

Sujetos:

61 trabajadores de una institución privada de nivel universitario (29 mujeres y 32 hombres), con un rango de edad entre los 18 y los 60 años, de los cuales el 65% está entre los 25 y los 35 años.

Variables:

Definición conceptual:

a) Síndrome de Burnout: Es un síndrome de cansancio emocional que lleva a una pérdida de motivación y que suele progresar hacia sentimientos de inadecuación y fracaso (Maslach y Jackson, 1981: 82).

I. Agotamiento emocional: Falta de recursos emocionales y sentimiento de que nada se puede ofrecer a otra persona.

II. Despersonalización: Desarrollo de actitudes negativas e insensibles hacia los destinatarios de los servicios que se prestan.

III. Realización personal: Percepción de oclusión de las posibilidades de logro personal en el trabajo, haciendo que disminuyan las expectativas personales e implica una propia evaluación negativa donde incluye rechazo de sí mismo u hacia los logros personales, así como sentimientos de fracaso y autoestima.

b) Ansiedad estado: Condición o estado emocional transitorio del organismo humano, que se caracteriza por sentimientos de tensión y de aprensión subjetivos conscientemente percibidos, y por un aumento en la actividad del sistema nervioso central.

c) Ansiedad rasgo: Diferencias individuales, relativamente estables, en la propensión a la ansiedad, es decir, a las diferencias entre las personas en la tendencia a responder a situaciones percibidas como amenazantes con elevaciones en intensidad de la ansiedad estado.

Instrumentos 

•  Cuestionario sociodemográfico, laboral y motivacional, en el cual se obtienen por medio de opciones múltiples, factores sociodemográficos (sexo, edad, estado civil, etc.), laboral (comprende datos descriptivos y situación laboral) y motivacional (absentismo laboral, ausencias por enfermedad, incapacidad, etc.).

•  Cuestionario de Factores Desencadenantes de Estrés Laboral, que consta de 15 preguntas con opciones múltiples y puntuaciones de adición directa (No se presenta = 0, Se presenta = 1, Se presenta frecuentemente = 2), donde se evalúan los factores ambientales, sociales y laborales que pueden provocar estrés. Entre mayor puntuación mayor presencia de factores estresantes.

•  Maslach Burnout Inventory (MBI), estandarizado para población mexicana, compuesto por 22 ítems en forma de afirmaciones referidas a actitudes, emociones y sentimientos personales del profesional en su trabajo, cuyas escalas de medición tipo Likert, van de 0 a 6 puntos (Nunca = 0, Todos los días = 6). Maneja tres subescalas.

I. Subescala de agotamiento emocional: Consta de 9 ítems, con la siguiente valoración: Bajo = 18, Moderado 19-26 y Alto = 27. Subescala de despersonalización: Consta de 5 ítems, con la siguiente valoración: Bajo = 5, Moderado 6-9 y Alto = 10.

II. Subescala de realización personal: Consta de 8 ítems, con la siguiente valoración: Bajo = 33, Moderado 34-39 y Alto = 40.

•  Inventario de Ansiedad: Rasgo Estado (IDARE) (Spielberg y Díaz Guerrero, 1975). Consiste en dos escalas de autoinforme. Una diseñada para medir la ansiedad como estado (SXE) y la otra la ansiedad como rasgo (SXR); ambas constan de 20 reactivos en una escala tipo Likert de 4 opciones que van de “no en lo absoluto” a “mucho”. Las puntuaciones obtenidas se clasifican en la siguiente escala:

Rango

Clasificación

20 – 31

Ansiedad muy baja

32 – 43

Ansiedad baja

44 - 55

Ansiedad Media

56 - 67

Ansiedad Alta

68 - 80

Ansiedad Muy Alta

 Procedimiento

La recolección de los datos se realizó aplicando los cuatro instrumentos en un solo momento; dependiendo de las actividades de cada empleado, se le dejó la batería de los instrumentos, recuperándolos al día siguiente, o bien en ese mismo momento se le recogían. Es importante señalar las instrucciones dadas a los sujetos, en donde se enfatizó que toda la información que nos proporcionaran sería totalmente confidencial, por lo que no solicitó su nombre. Se les avisó que el cuestionario no se revisaría en ese momento con el fin de que sintieran mayor confianza al dar sus respuestas. Se solicitó que usaran pluma negra y revisaran que no les faltara contestar nada. Por último se pidió revisarlo y en caso de alguna duda debían consultar con las personas encargadas. Finalmente les agradecimos la cooperación.

No se le solicitó el nombre para cuidar la confidencialidad y así tener mayor confiabilidad de las respuestas.

Posteriormente, los resultados fueron capturados y analizados con el software Statistical Package for the Social Sciences (SPSS). Obteniéndose medidas de tendencia central, de dispersión, porcentajes, comparaciones y correlaciones con los estadísticos correspondientes.

. . . . . . . . . . . . . . .

Resultados

En primer lugar, señalaremos las características que presentó la población respecto al cuestionario sociodemográfico. Como ya mencionamos, la muestra constó de 61 trabajadores, 24 mujeres y 22 hombres, aproximadamente el 47% son casados, el 27% solteros y el 22% tienen hijos.

Una variable interviniente que se contabilizó fue el tiempo de traslado del hogar al trabajo, pues el tráfico podría ser un factor que les provoque llegar agotados antes de iniciar la jornada laboral, observándose que el 62.4% vive a media hora o menos. En el nivel académico el 27% tienen nivel técnico o bachillerato, 47% Licenciatura y el 13% posgrado. Respecto a la experiencia laboral general y antigüedad laboral, se presentaron los siguientes porcentajes.

Experiencia Laboral

Antigüedad Laboral

0 a 3 años

29.5%

1 mes a un año

23%

3.1 a 6 años

16.4%

1.1 a 3 años

21.3%

6.1 a 10 años

32.8%

3.1 a 5 años

16.4%

10.1 en adelante

21.3%

5.5 a 8 años

24.6%

 

 

Más de 8 años

14.8%


Tabla 1
Porcentaje de personas según experiencia y antigüedad laboral

Las áreas laborales analizadas se presentan en la Tabla 2; es importante señalar que no entraron en el análisis de datos cuatro personas de Mantenimiento, dos de Seguridad y un Funcionario Administrativo, porque no contestaron completamente todos los instrumentos.

Funcionarios Académicos

23%

Servicios Escolares

6.6%

Auxiliares Administrativos

16.4%

Funcionarios Administrativos

27.9%

Mercadotecnia

11.5%

Seguridad

9.8%

Mantenimiento

4.9%


Tabla 2
Porcentaje de personas según área laboral

En lo que corresponde a las faltas, el 36% no tuvieron inasistencias por enfermedad y el 54% reportaron de 1 a 3; en lo que se refiere a inasistencias por problemas personales, el 42% no tuvo ninguna y el 57% tuvo de 1 a 3 por esta causa.

En lo correspondiente a las mediciones de las variables observamos respecto a los factores desencadenantes de estrés que el 56% no percibe estresante su ambiente laboral; el 37% sólo a veces y el 7% lo consideran estresante. En lo referente al ambiente social, el 70% no lo percibe estresante; el 28% a veces y sólo el 2% lo considera muy estresante. Por último, en lo referente a los factores laborales, el 18% no lo percibe así, el 57% percibe la situación laboral eventualmente estresante y el 25% sí lo sienten frecuentemente. Como se puede detectar, el mayor factor estresante es el laboral, donde se plantean factores como sobrecarga de trabajo, poco desarrollo profesional, ritmo acelerado de trabajo, ambigüedad en el puesto, bajos salarios y prestaciones.

Respecto al Síndrome de Burnout, en la población general se observó lo siguiente:

Agotamiento emocional

La media de la población fue de 15.9 (DS = 9.66) colocándose en el rango de bajo agotamiento emocional, confirmando lo anterior podemos observar en la Gráfica 1, que el 72% de la población manifiesta tener un bajo agotamiento emocional.

Gráfica 1
Porcentaje de personas que presentan bajo,
moderado y alto nivel de agotamiento emocional

Despersonalización

La media de la población fue de 5.3 (DS = 5.51) colocándose entre el rango de baja y moderada despersonalización; es decir, el rango de baja despersonalización es hasta 5 y el de moderado comienza en 6, sin embargo para poder visualizar mejor el comportamiento de la población se observa en la Gráfica 2 que el 63% de la población manifiesta tener una baja despersonalización, en el 17% es moderada, pero el 20% presenta una despersonalización alta.



Gráfica 2
Porcentaje de personas que presentan bajo,
moderado y alto nivel de despersonalización

Realización personal

La media de la población fue de 39.09 (DS = 9.19) colocándose en el rango de moderada realización personal; sin embargo es importante resaltar que se encuentran en el filo del rango, como en la subescala anterior, el rango de media realización personal es hasta 39 y el de alta comienza en 40. En lo correspondiente a los porcentajes se observa en la Gráfica 3, que el 21% de la población manifiesta tener una baja realización personal, el 21% moderada y el 58% presenta una realización personal alta.



Gráfica 3
Porcentaje de personas que presentan bajo
moderado y alto nivel de realización personal

Ansiedad Estado-Rasgo

Respecto a la ansiedad estado y rasgo que presenta la población se observo lo siguiente. 

Ansiedad Estado. La media de la población fue de 36.42 (DE = 11.33), el cual corresponde a la ansiedad baja. Observándose que el 39% presenta ansiedad muy baja, el 38% baja, el 13% media, un 8% alta y sólo el 2% muy alta.

Ansiedad Rasgo. La media fue de 35.4 (DE = 9.7), el cual corresponde a ansiedad baja. Observándose que el 41% presentó ansiedad muy baja, el 43% baja, el 12% media, un 2% alta y de igual manera 2% muy baja.

Correlaciones

Se relacionaron las variables de actores estresantes de ambiente, sociales y laborales (Cuestionario de factores de estrés), el agotamiento emocional, despersonalización y realización personal (MBI) y la ansiedad estado y rasgo (IDARE), con la r de Pearson, obteniéndose lo siguiente (Tabla 3):

VARIABLES

Factor E. Ambiente

Factor E. Social

Factor E. Laboral

Agotamiento

Despersona-lización

Realización personal

SXE

SXR

Factor E. Ambiente

 

 

 

 

 

 

 

 

Factor E. Social

 

 

0.362
**

0.415
**

0.398
**

 

 

 

Factor E. Laboral

 

0.362
**

 

0.593
**

0.460
**

 

0.362**

0.367**

Agotamiento

 

0.415
**

0.593
**

 

0.501
**

 

0.653**

0.399
**

Despersonalización

 

0.398
**

0.460
**

0.501
**

 

 

0.299**

 

Realización
personal

 

 

 

 

 

 

-0.275*

-0.374
**

SXE

 

 

0.362
**

0.653
**

0.299
**

-0.275
*

 

0.612
**

SXR

 

 

0.367
**

0.399
**

 

-0.374
**

0.612
**

 

Tabla 3
Correlaciones de las variables con r de Pearson
(
a =*.05 y **.001)

Respecto al Síndrome de Burnout y los factores estresantes, se observó una relación positiva moderada entre el agotamiento emocional y la despersonalización, con el factor social y el laboral. No se encontró ninguna relación significativa entre la realización personal y los factores de estrés.

Respecto al Síndrome de Burnout y los factores estresantes, se observó una relación positiva moderada entre el agotamiento emocional y la despersonalización, con el factor social y el laboral. No se encontró ninguna relación significativa entre la realización personal y los factores de estrés.

Respecto al Síndrome de Burnout y su relación a la ansiedad estado y rasgo, se observó que el agotamiento se asoció positivamente de manera moderada y leve con la ansiedad estado y rasgo, respectivamente. La despersonalización de manera leve con la ansiedad estado y por último, la realización personal se relacionó de manera negativa y leve con la ansiedad rasgo y estado.

Sexo

En referencia al género, se compararon los grupos con la t de Student, pero dada la DS de los grupos también se analizó con la U de Mann-Whitney, observándose en ambas pruebas una diferencia significativa entre los hombres y las mujeres en el agotamiento emocional del MBI y con la ansiedad estado, en donde en ambos casos las mujeres presentan un mayor agotamiento y ansiedad estado (Tabla 4).

 

Mujeres

Hombres

t

U

Agotamiento Emocional

X= 18.72
DS= 8.56

X= 13.34
DS= 10.01

2.2
*

798.5
*

SXE

X= 40.60
DS=13.28

X= 32.64
DS=7.65

2.8
**

765.5
**


Tabla 4
Medias y desviaciones estándar de las comparaciones entre
hombres y mujeres con t de Student y U de Mann-Whitney
(*.05 y ** .001)

Áreas Laborales

Se realizó también una comparación entre las áreas laborales de la institución y los síntomas del Síndrome de Burnout y la ansiedad estado y rasgo.

Al respecto, es importante señalar que la diferencia en números de personas en cada área es en función a la demanda de la misma, sólo en el Área de Mantenimiento existían más empleados pero no se tomaron en cuenta por lo ya mencionado anteriormente, respecto a que no contestaron de manera adecuada los cuestionarios.

Debido a lo anterior, se observó en algunos casos una DS muy alta, por lo que al correr una ANOVA y una Ji Cuadrada, no se encontró consistencia en los resultados, por tal razón se presentan los porcentajes de casos en función a cada instrumento (Tabla 5).

ÁREA

Agotamiento Emocional

Despersonalización

Realización Personal

SXE

SXR

Funcionarios Académicos
n = 14

X = 21.7
DS = 9.9

X = 6.57
DS = 6.1

X = 40.42
DS = 10

X = 37.57
DS = 15

X = 34.50
DS = 7.5

Servicios Escolares
n = 4

X = 24
DS = 21

X = 12
DS = 9.5

X = 36.25
DS = 11.5

X = 40.75
DS = 10.68

X = 38.75
DS = 12.9

Auxiliares Administrativos
n = 10

X = 13.80
DS = 7.9

X = 5
DS = 5.4

X = 38.30
DS = 9.8

X = 36.70
DS = 9.9

X = 37.6
DS = 8.9

Mercadotecnia
n = 7

X = 16.14
DS = 6.6

X = 3
DS = 2

X = 42.42
DS = 6

X = 41.42
DS = 17.22

X = 36.57
DS = 13.80

Funcionarios Administrativos
n = 17

X = 12.64
DS = 7.1

X = 3
DS = 3.0

X = 40.05
DS = 7.5

X = 32.82
DS = 5.8

X = 33.5
DS = 10.9

Mantenimiento
n = 3

X = 12
DS = 2.6

X = 7
DS = 6.5

X = 22.33
DS = 5.7

X = 41.00
DS = 8.8

X = 42.00
DS = 3.60

Seguridad
n = 6

X = 11.33
DS = 5.8

X = 6.5
DS = 6.0

X = 41.00
DS = 7.2

X = 30.50
DS = 3

X = 30.75
DS = 1.5


Tabla 5
Medias y desviaciones estándar por áreas laborales.
Según variables de Síndrome de Burnout y ansiedad rasgo y estado

Sin embargo, la variable donde se observa un mayor valor y consistencia es la de realización personal y el área que presenta mayores puntuaciones es Servicios Escolares.

Porcentajes de variables por áreas

Como ya señalamos, se presenta una variabilidad entre los datos obtenidos en cada área, por tanto es pertinente reportar éstos por porcentajes de personas que obtuvieron las puntuaciones de los factores en cada variable.

En lo referente a la variable Agotamiento Emocional del Síndrome de Burnout, se observa que las áreas con mayor índice de agotamiento son Servicios Escolares, Funcionarios Académicos y Auxiliares Administrativos; por el contrario las que presentan un menor índice de agotamiento son Mantenimiento, Seguridad y Funcionarios Administrativos (Gráfica 4).

Gráfica 4
Porcentaje de casos que presentan bajo, medio y alto rendimiento
de agotamiento emocional por áreas laborales

En lo referente a la despersonalización, las áreas que presentan un mayor índice son Servicios Escolares, Funcionarios Académicos y Mantenimiento; las que presentan una menor despersonalización son Mercadotecnia y Servicios Administrativos.

Despersonalización

Por último, respecto a los síntomas del Síndrome de Burnout, el 50% o más de empleados en casi todas las áreas están en la puntuación alta, excepto en Auxiliares Administrativos y Mantenimiento (Gráfica 5).



Gráfica 5
Porcentaje de casos que presentan bajo, medio y alto rendimiento
de despersonalización por áreas laborales

Realización personal

En lo que respecta a la realización personal, se puede observar que servicios escolares, mercadotecnia y seguridad, presentan un alto nivel de realización personal en el 70% o más de sus empleados. Siendo importante señalar lo que presenta intendencia, donde el 100% de ellos registra baja realización personal, por lo que es importante realizar acciones al respecto (Grafica 6).

Como se puede observar respecto a la ansiedad estado, se encuentra más disperso el porcentaje de casos; sin embargo, quien la tiene más alta es el área de Mercadotecnia y los Funcionarios Administrativos (Gráfica 7).

Gráfica 6
Porcentaje de casos que presentan bajo, medio y alto rendimiento
de realización personal por áreas laborales

Gráfica 7
Porcentaje de casos que presentan muy baja, baja, media,
alta y muy alta ansiedad estado por áreas laborales

Por último, respecto a la ansiedad rasgo, las áreas que presentan ansiedad alta y muy alta son mercadotecnia y funcionarios administrativos, respectivamente (Gráfica 8).

 

Gráfica 8
Porcentaje de casos que presentan muy baja, baja, media,
alta y muy alta ansiedad rasgo por áreas laborales

. . . . . . . . . . . . . . .


Conclusiones

Como se ha señalado, el Síndrome de Burnout es un síndrome que puede aparecer sigilosamente, por lo que es importante tener evaluaciones y apoyos constantes para nuestros empleados educativos.

Se observa que la población analizada, en general no percibe su ambiente con ruidos o espacios reducidos, ni mantienen relaciones negativas con sus compañeros de trabajo, mas la situación laboral puede ser un factor importante en su estrés, ante la carga de trabajo, prestaciones y sueldos.

En lo referente al Síndrome de Burnout, no presentan falta de recursos emocionales, sino al contrario, al parecer la mayoría tienen recursos para sobrellevar el trabajo y no tener un desgaste emocional significativo.

Asimismo, aunque la mayoría de la población presentó un bajo desarrollo de actitudes negativas e insensibles hacia los estudiantes, maestros y cualquier otra persona, se tiene un porcentaje con tales actitudes altas, y quizá para una institución educativa -que su función es esencialmente de servicio-, éste es un foco rojo por atender para que el porcentaje no suba.

Respecto a la percepción de ahogo de las posibilidades de logro personal en el trabajo, la mayoría se perciben con una posibilidad de realizarse; sin embargo existen algunos trabajadores que no lo sienten así, los cuales quizá presenten una baja autoestima, una autoevaluación negativa y sentimiento de fracaso.

Respecto a la ansiedad, la muestra no la presenta de manera general, quizás esto relacionado al alto índice de satisfacción profesional que presentan en el Burnout, pues como se observó: a mayor satisfacción del trabajo menor ansiedad tanto rasgo como estado.

Asimismo, también es importante seguir cuidadosamente el ambiente laboral en el aspecto físico y social, y los niveles de ansiedad que manejan los empleados, pues se observó que existe una relación entre éstos y el agotamiento emocional y la despersonalización, aunque esta última no se relacionó con la ansiedad rasgo, como también se sustenta con lo observado en el área de Mercadotecnia, porque en ésta se presenta la ansiedad rasgo, pero no un gran índice de despersonalización, quizás esto relacionado con las características de la propia área y los rasgos de personalidad que las personas deben de tener para desarrollarse en ésta.

Por otro lado, reafirmando lo encontrado por diversas investigaciones, las mujeres presentan una mayor falta de recursos emocionales, así como mayor ansiedad estado; es decir, responden con tensión y aprensión subjetiva conscientemente percibida ante estímulos estresantes, esto quizás es debido por una parte a la caracterología en sí femenina, pero también a su rol de género, ya que casi la mitad están casadas, separadas o divorciadas y tienen hijos; así por este rol de madres trabajadoras, se denota mayor estrés.

Por último, respecto a las variables medidas y como se presentan en las diferentes áreas laborales, se observa que quienes presentaron mayor problemática en las variables medidas son Servicios Escolares.

Servicios Escolares, es un área donde se gestionan exámenes, horarios, trámites ante instancias como SEP y UNAM, boletas, actas, etc. Es un área con una constante afluencia de estudiantes, por lo que es necesario detectar cuáles son los factores que influyen en estas actitudes y proporcionarles habilidades y herramientas para poder enfrentar el estrés y saber cómo solucionar los problemas sin presentar ese desgaste emocional, la despersonalización y buscar cómo pueden tener ese logro personal.

Respecto al agotamiento emocional, otra área que presentó esta falta de recursos emocionales fueron los Funcionarios Académicos, quienes también registraron ciertas actitudes negativas e insensibles (despersonalización), hacia los usuarios, que en este caso, son estudiantes y profesores. Ésta también es un área importante por atender.

Dentro de la despersonalización el área de Mantenimiento también presentan estas actitudes, al igual que falta de logros personales, claro está, como ya se señaló, no se analizó mucho de la información de esta área porque no contestaron bien los cuestionarios, pero también es claro, que en sí misma o presenta una gran interacción con los usuarios; sin embargo, es importante no dejar de lado este sector de la institución que es igual de importante que cualquier otra de las áreas.

Es relevante señalar, respecto a la ansiedad estado, es decir la ansiedad producida según las circunstancias a las que nos enfrentamos, que las áreas donde se presentó son Mercadotecnia (planteado anteriormente), así como los Funcionarios Académicos; esto quizá por el tipo de trabajo que realizan pues se trabaja bajo fechas específicas, productos terminados, reportes, etc., implicando esto más estrés y tensión en la actividad cotidiana de la propia enseñanza.

Por último la ansiedad rasgo, es decir, la ansiedad como parte de la personalidad, está presente en Mercadotecnia, los Funcionarios Académicos y los Funcionarios Administrativos, siendo importante señalar si esta característica de personalidad más que una desventaja es una ventaja para realizar las actividades de cada área.

Al hilo de todo lo anteriormente planteado es importante que toda institución educativa preste atención a aspectos de intervención y prevención a nivel de departamentos. Benedito (Benedito, 1991: 124) sugiere realizar acciones preventivas, así como De la Cruz , Grad y Hernández (De la Cruz , Grad y Hernández, 1991) proponen desarrollar programas a nivel docente para la prevención, enfocándose específicamente al otorgamiento de herramientas de acción.

De acuerdo a lo anterior, Guerrero (Guerrero, 2005: 875) analizó una serie de estrategias que han demostrado tener más eficacia en la prevención y tratamiento enfocándose en el afrontamiento, la mejora de la vida laboral, de la salud física y la comodidad personal. Las que destaca son las técnicas fisiológicas, conductuales, cognitivas y de intervención organizacional.

Es importante insistir en la evaluación e intervención respecto al Síndrome de Burnout en cualquier área laboral, pero principalmente en la educativa, ya que éste es un sector fundamental para el desarrollo social de nuestro país.

. . . . . . . . . . . . . . .

Bibliografía

Adler, C. S., Adler S. M. y Packard R. C. (1987). Psychiatric aspects of headache. Baltimore: Ed. Williams and Wilkins.
Almendro Padilla, C. y De Pablo González, R. (2001). ¿Qué es el S. del Burnout? Disponible en:
http://www.diezminutos.org/documentos/burnout/quees.html
Benedito, V. (1991). Formación permanente del profesor universitario. Actas III Jornadas nacionales de didáctica universitaria. Las Palmas, p. 124.
Capilla Pueyo, R. El síndrome de Burnout o desgaste profesional. JANO 2000; 58, p. 334.
De la Cruz, M. A., Grad, H. M. y Hernández, E. (1991). Formación pedagógica de los profesores de la Universidad Autónoma de Madrid. Creación de servicio de ayuda a la docencia universitaria. Actas II Jornadas nacionales de didáctica universitaria.
Grau Abalo, J. A., Chacon Roger, M. Burnout: Una amenaza a los docentes universitarios. Boletín Latinoamericano de psicología de la salud. Agosto de 1998. Guyton Hall, Tratado de fisiología médica, 9ª edición.
Guerrero, E. B. Estrategias de prevención e intervención del "Burnout" en el ámbito educativo. Salud Mental. Vol. 28, No. 5, Octubre 2005, p. 875.
Guerrero, E. B. Análisis pormenorizado de los grados de Burnout y técnicas de afrontamiento del estrés docente en profesorado universitario. Anales de psicología. 2003. Vol. 19, No. 1, España, p. 325.
Maslach, C. y Jackson, S. E. (1981). Maslach Burnout Inventory. Palo Alto: Consulting Psychology Press, p. 82.
Maslach, C. y Jackson, S. E. (1982). Burnout in health professions: a social psychology analysis. En G. S. Sanders y Suls (Eds.), Social Psychology of Health and Illness, pp. 227-251.
Pérez Nieto, M. A., Iruarrizaga, I. y Camuñas, N. Prevención y control del stress en el Ámbito escolar. Revista Electrónica de Investigación y evaluación Educativa . Vol. 11, No.1, Año 2005.
Plataforma 10 minutos. Síndrome de Burnout. Disponible en: http://www.diezminutos.org/documentos/burnout/quees.html
Spielberger, CH., Díaz-Guerrero. (1975). IDARE. Inventario de Ansiedad Rasgo-Estado . Manual Moderno: México.

. . . . . . . . . . . . . . .

Acerca de los autores

Roxana González-Sotomayor
Licenciada en Psicología egresada de la UNAM, FES Iztacala. Docente de tiempo completo. Líder del Colegio de Investigación en UVM-Lago de Guadalupe. Experiencia en asesoramiento de tesis de Licenciatura en Psicología en una Universidad Privada incorporada a la UNAM. Ponencias presentadas en congresos nacionales e internacionales. Experiencia previa en pláticas preventivas de temas como drogadicción, sexualidad, autoestima y comunicación, en diferentes instituciones a nivel medio superior. Universidad del Valle de México, Campus Lago de Guadalupe. E-mail: roxana.gonzalezs@uvmnet.edu

José Juan Ángel Martínez
Alumno Egresado de la Licenciatura en Psicología, generación 2003-2007. Experiencia en investigación, presentando ponencias en congresos institucionales y en el Campus; obtuvo una beca del 100% por la mejor investigación, cubriendo sus horas beca como estudiante-investigador.

Shareny Anaid Sánchez Gutiérrez
Estudiante de octavo semestre de la Licenciatura en Psicología. Ha presentado varios talleres para nivel preparatoria y licenciatura, así como apoyo a la organización de las Jornadas de la Carrera.

Cristian Osmani Hernández Trujillo
Estudiante de octavo semestre de la Licenciatura en Psicología, ha presentado varios talleres de nivel preparatoria y licenciatura, así como apoyo a la organización de las Jornadas de la Carrera.

..........